portada numero 55 diabetesfede

DiabetesFEDE 55

SUSCRIPCIONES
Para recibir información y suscribirse a la revista Diabetesfede póngase en contacto con: suscripciones@diabetesfede.com o al teléfono 91 440 12 47. Suscripción anual 6 revistas: 15€ (consultar tarifa especial para asociaciones)

FEDE reclama al gobierno una asistencia de calidad BAJO el lema SOS Diabetes

La Federación Española de Diabetes (FEDE) organizó el pasado 24 de abril una concentración frente al ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSI), en Madrid, para denunciar “el abandono del colectivo más numeroso del país de enfermos crónicos”. El lema fue SOS Diabetes. Justo ese día, se celebraba la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Los manifestantes reclamaron políticas urgentes para mejorar la situación de los pacientes, y pusieron de manifiesto la falta de acción gubernamental para proteger sus derechos.

Demandaron el acceso a innovación sanitaria, ya que aún hay límites para acceder a tecnología cuya eficacia ha sido ya demostrada en múltiples informes y estudios. Asimismo, llamaron la atención sobre la discriminación laboral para acceder a la
Oferta de Empleo Público, al no haberse actualizado unos cuadros médicos de exclusión que datan de hace 30 años. La normativa aún vigente no tiene en consideración las mejoras que, en los últimos años, han permitido un mayor control de la patología por parte de los pacientes.

Pidieron también una estrategia en Diabetes del Sistema Nacional de Salud, una iniciativa inactiva desde 2012, a pesar de ser clave para la mejora de la calidad de vida de los pacientes con diabetes.

Petición de reunión

A la acción reivindicativa se le sumó la petición de una reunión con la ministra de la cartera de Sanidad, Dolors Montserrat. Los representantes de FEDE, encabezados por el presidente, Andoni Lorenzo, llevaron al Registro del MSSSI la petición para una reunión de trabajo sobre “la problemática de la diabetes en España”.

En ese encuentro, FEDE propone “analizar la situación de la diabetes en España, a partir de la que poder tomar medidas para la mejora de la calidad de vida de los cerca de 6 millones de personas con diabetes que hay en España”.

En la petición dirigida al Ministerio se mencionan las tres grandes áreas de trabajo para mejorar la situación de los pacientes: el acceso a la innovación sanitaria, los cambios en la Oferta de Empleo Público para evitar discriminación, y la reactivación de la Estrategia en Diabetes del Sistema Nacional de Salud.

Andoni Lorenzo aseguró que “las personas con diabetes se enfrentan a una dejadez por parte del Ministerio de Sanidad, que está impidiendo reducir el número de muertes que provoca la diabetes, enfermedad que se cobra en nuestro país, al año, 25.000 vidas. Es por eso que nos hemos decidido pasar a la acción, denunciando ante el ministerio el ninguneo al que se nos está sometiendo. ¡No somos ciudadanos de segunda!”

10 maneras de envejecer bien

Envejecer con diabetes no es ninguna maldición. Si por norma general te has preocupado por el control de la glucosa y te sigues esforzando en ajustarte a tu tratamiento, estos años pueden ser de salud, felicidad y realización personal. Esta reflexión no quita que la gestión de la diabetes durante la vejez puede presentar desafíos, como cambios en el metabolismo, aumento de la resistencia a la insulina o la incorporación de nuevos fármacos.

Eso sí, no hay duda de que nunca como ahora las personas mayores con diabetes habían tenido las cosas tan fáciles, gracias a mejores herramientas y avances tecnológicos y farmacológicos. En este reportaje te proponemos 10 estrategias, pautas o ideas que te ayudarán a gestionar la diabetes con confianza durante esos años.

1. Controla tus niveles de glucosa

Si puedes mantener tu glucosa cerca de niveles normales, reduces de forma exagerada los riesgos de complicaciones de la diabetes. ¿Cómo de estricto debería ser ese control? Algunos dicen que, cuanto más baja esté la glucosa, mejor, pero ese criterio también propicia un mayor riesgo de hipoglucemia (glucosa baja), que puede provocar mareos y caídas. Frente a ese peligro, se tiende a recomendar un control ligeramente menos riguroso para las personas de más edad. Sociedades científicas de diabetes con prestigio señalan que si los adultos jóvenes deberían apuntar a una hemoglobina glicada inferior al 7%, las personas de más de 65 años se deberían marcar como objetivo estar por debajo del 7,5%. Algunas personas mayores de salud más precaria incluso pueden perseguir objetivos más relajados, como una hemoglobina de menos del 8%, a pesar de los riesgos de complicaciones que entraña una glucosa más alta.

Algunos expertos resaltan la importancia de conseguir buenos niveles de glucosa sin tomar demasiados fármacos, que pueden tener efectos secundarios y que pueden colisionar entre ellos. Tengamos en cuenta que las personas mayores tienen menos capacidad de riñones e hígado para procesar medicinas.

Por tanto, se trata de hacer actividad física y de seguir una dieta saludable, baja en carbohidratos y rica en fibra.

2. Mantente activo

Cuanto más te muevas, mejor será la circulación de la sangre, y mejor absorberán las células la glucosa. Tendrás más energía y seguridad en ti mismo. Camina o haz algo de ejercicio cada día, utiliza menos el coche y emplea las escaleras más a menudo.

Algunos consejos:

  • Los ejercicios de fuerza vigorizan los músculos, y unos
    músculos más tonificados consumen más glucosa,
    cosa que es muy positiva.
  • Los ejercicios de equilibrio (aguantarse de un solo pie,
    apoyándose o no en una pared con las manos) contribuyen
    a evitar caídas.
  • Los ejercicios de aerobic, como caminar, correr o
    nadar, ayudan a aumentar la salud cardiovascular. Antes
    de ponerte en marcha, debes consultarlo con tu médico.
  • Prácticas como el yoga o el tai chi, ayudan a incrementar
    la flexibilidad.

3. Prepárate para ganar años

Si te resulta posible, es bueno que adaptes tu modo de vida para estar preparado cuando llegue tu vejez. Así, haz los cambios y ajustes necesarios a tu domicilio; o múdate si ves que tu hogar actual no es idóneo para esa etapa vital. Busca la ayuda que estimes necesaria.

Para evitar accidentes en casa, debes tener todo en su sitio y evitar tener objetos repartidos por el suelo. La buena iluminación es clave. Y el calzado para ir por casa debe tener buen agarre y ajustarse bien a tu pie, para así evitar tropiezos. Por supuesto, todos los fármacos y materiales para la gestión de tu diabetes los debes tener muy bien organizados y siempre a mano.

4. Sé feliz

Si te gusta el cine, la lectura o hacer patchwork, no te cortes. Reserva tiempo en tu agenda para aquellas cosas que te hacen feliz. En la edad de jubilación, muchas personas se sienten mejor ayudando a familiares o comprometiéndose como voluntarios en causas sociales.

5. Sigue conectado

No pierdas el contacto con amigos, familiares y todas aquellas personas con las que te sientes a gusto. La estabilidad emocional que da el trato humano y la conversación, te ayudan a llevar mejor la diabetes. Otra idea es convivir con un animal doméstico que te haga compañía. El perro es el animal ideal, porque son cariñosos y porque te obligan a sacarlos a pasear al menos una vez al día, de modo que no hay excusas para la sesión diaria de actividad física.

6. No te pierdas las citas obligadas con los especialistas

Hay una serie de citas que no te puedes perder. Debes ir al oftalmólogo una vez al año para verificar la agudeza visual y para descartar el desarrollo de retinopatía. Por supuesto, deber ir a tu endocrino las veces que haga falta. Y no te olvides de ir al menos una vez al año al podólogo, para que revise la salud de tus pies.

7. Duerme más

Es bueno dormir ocho horas al día. Para conseguir un sueño largo y reparador, hay que evitar ver la televisión o mirar pantallas antes de ir a dormir. Sobra decir que se desaconsejan cafés y otras bebidas estimulantes a partir de la última hora de la tarde. Si no consigues dormir sin interrupciones, deberías consultarlo con tu médico. Por otro lado, si te cuesta dormir o te despiertas agotado, deberías averiguar si tienes apnea del sueño, una condición habitual en las personas con diabetes.

8. Alerta con la depresión

Las personas con diabetes presentan más riesgo de desarrollar depresión. Ante el menor indicio de este problema –tristeza, pérdida de hábitos, cambios en el apetito, cansancio, ansiedad…–, obtén ayuda. Es bueno saber que los síntomas de una diabetes mal controlada se pueden solapar con los síntomas de depresión. Para combatir la depresión, lo mejor es la educación diabetológica, el contacto con tu asociación de pacientes, el tratamiento farmacológico adecuado, la actividad física al aire libre y la relación con tus amigos.

9. Sigue mentalmente activo

Además de mover el cuerpo, tienes que sacudir los músculos de tu cerebro. ¿Qué tal hacer puzles o sudokus? También hay juegos para móvil, tableta y ordenador que son auténtica gimnasia mental. Otras actividades que mejoran la salud de intelecto son, entre otras, el baile, un nuevo hobby, el aprendizaje de una nueva lengua, la incorporación a una tertulia literaria o la preparación de nuevas recetas.

10. Busca ayuda

Envejecer con diabetes aumenta la probabilidad de que acabes necesitando asistencia. Desde un monitor de glucosa o una bomba de insulina, hasta herramientas para la movilidad como un bastón o barras de agarre en tu hogar. Averigua las ayudas públicas que puedes tener a tu alcance, y apóyate, claro, en familia, amigos, vecinos y voluntarios para la realización de gestiones o para hacer las compras de alimentos.

Piel seca Consejos

Algunas investigaciones sostienen que una de cada cuatro personas con diabetes presentan problemas con la piel seca. ¿Por qué afecta tanto este problema dermatológico a los pacientes con diabetes? Las respuestas no están todavía claras. Una explicación plausible son las hiperglucemias –niveles de glucosa alto en la diabetes sin control–, que deshidratan la piel.

En todo caso, sea cual sea la razón que explique la correlación entre diabetes y piel seca, hay que solucionar el problema. Tanto para el confort del paciente como para evitar complicaciones de la diabetes derivadas de una piel resquebrajada y dañada.

La piel es una importante barrera que protege al cuerpo de infecciones. Las personas con diabetes no se pueden permitir el lujo de tener grietas en su piel, una vía de entrada de infecciones. Por ello es básico mantener intacta la mencionada barrera.

Las personas con diabetes deben ir enseguida al médico cuando aprecien rajas en la piel. De igual modo que se chequea la piel de los pies, habría que hacerlo con el resto de piel en general, sobre todo en zonas más expuestas como las manos.

Es cierto que no hay demasiado consenso sobre las causas de la piel seca en las personas con diabetes, pero sí que hay unanimidad acerca de los consejos para prevenir el problema.

Control de la glucosa

El consejo número uno es llevar un buen control de la glucosa.

Productos de cuidado de la piel sin frangancia

La recomendación número dos es emplear cremas para el tratamiento dermatológico que carezcan de perfume. Y es que los productos perfumados pueden contribuir precisamente a que la piel esté más seca.

Evitar duchas muy calientes

Tan importante es evitar las duchas excesivamente calientes (debemos buscar que la temperatura sea agradable, pero no caliente) como excesivas sesiones de baño. Muchas personas con piel seca se llegan a bañar entre dos y tres veces al día, en parte porque se sienten bien y también porque entienden que estar tanto tiempo y tantas veces a remojo ayuda a hidratar la piel. Pero resulta que el efecto es precisamente el contrario: bañarse muy a menudo favorece que la piel esté aún más seca.

A la hora del baño, otro buen consejo es evitar frotar con demasiada fuerza, secarse bien, y aplicar crema o loción. Se aconsejan productos con dimeticona (favorece que la piel esté hidratada), grasas cerámidas (contribuye a restaurar la función de barrera de la piel) y humectantes. Es bueno aplicar estos productos dos veces al día, y hacer que una de estas aplicaciones sea justo después de la ducha. Algunos expertos recomiendan usar gel líquido, en lugar de la tradicional pastilla de jabón, porque el primero es más gentil con la piel.

Humidificador en los meses más fríos

En los meses de invierno, puede ser una buena idea utilizar un humidificador en el hogar, para que el ambiente no esté tan seco a causa de la calefacción.

¿Productos dermatológicos para personas con diabetes?

Hay productos para la piel que tienen como público objetivo los pacientes con diabetes. Son productos que no hacen ningún daño, pero pueden ser más que suficientes los productos tradicionales, siempre y cuando no lleven fragancias. ¿Llevas bomba o medidor de glucosa? Los pacientes que llevan bomba y monitores continuos de glucosa tienen una necesidad singular de evitar la piel seca o irritada, porque ese problema dificulta el uso de los dispositivos. Para evitar problemas, hay que seguir las indicaciones ya apuntadas. En resumen, buena higiene de la piel con agua templada; geles amigos de la piel; e hidratación regular de la piel con cremas y lociones sin componentes médico ni fragancias.