Telemedicina y diabetes

Telemedicina y diabetes

A raíz de la pandemia, en los últimos tiempos se ha producido un auge de las teleconsultas. Aunque no siempre puede competir con una consulta presencial, esta forma de asistencia ha demostrado ser útil para tratar ciertas patologías, especialmente dolencias crónicas como la diabetes.

En este sentido, la Clínica Alemana ha publicado un artículo detallando qué beneficios puede aportar la telemedicina a los pacientes con diabetes. Las consultas online, afirman, dotan al paciente de un mayor control de su diabetes, ya que permiten obtener información sobre su estado de salud desde cualquier lugar y con mayor disponibilidad de cita. Además, facilitan el seguimiento del tratamiento a personas con movilidad reducida que tienen dificultades para trasladarse a los centros de salud.

Y todo es posible, subrayan, gracias al avance de las tecnologías. Los dispositivos actuales de control de glucosa permiten compartir automáticamente una gran cantidad de datos con los profesionales sanitarios, posibilitando una comunicación constante entre paciente y tratante.

A pesar de todas las ventajas, sin embargo, la telemedicina no puede suplir por completo a las consultas tradicionales para los pacientes con diabetes. Los expertos recomiendan acudir presencialmente al médico al menos una vez al año, y cada vez que el profesional sanitario lo estime conveniente.