Sedentarismo y enfermedad cardiovascular

El sedentarismo en España ha aumentado con la pandemia por COVID-19, provocando que un 44% de las personas aumentara de peso durante la primera mitad de 2020. Además, un nuevo estudio realizado en Reino Unido, ha demostrado que las personas que no practican actividad física tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular.

Los investigadores han estudiado a más de 90.000 adultos, de los que han corroborado que los que hacían ejercicio con frecuencia y se mantenían activos tenían menos probabilidades de desarrollar infartos, cardiopatías o accidentes cerebrovasculares.

Además, encontraron que unos minutos de actividad física diaria o unas horas de caminata a la semana eran suficientes para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Lee la información completa aquí.