Patologías crónicas y riesgos de automedicarse

Los expertos han alertado del peligro de consumir suplementos de vitamina D en exceso y sin prescripción médica, algo que ha aumentado con la pandemia por la COVID-19 debido a la creencia de que mejorar la resistencia del sistema inmune puede prevenir una posible infección grave por el virus.

Sin embargo, los médicos han señalado que la toma de suplementos de esta vitamina podría ser nocivo para la salud si no se hace bajo supervisión profesional, llegando a provocar náuseas, vómitos, debilidad muscular, confusión, deshidratación e incluso insuficiencia renal.

Las personas con patologías crónicas, como es el caso de la diabetes, deben llevar un control médico específico y consultar a sus profesionales sanitarios todas las cuestiones relacionadas con la diabetes, especialmente con el tratamiento. Desde la Federación Española de Diabetes (FEDE) recordamos, además, la importancia de mantener unos hábitos de vida saludables y realizar ejercicio físico para mantener unos buenos niveles de vitamina D.

Lee la información aquí.