Mortalidad y diabetes

Los datos demuestran que, cada año, hay más personas con diabetes. Concretamente, en 2014, cerca del 9% de la población mundial mayor de 18 años padecía diabetes. Y la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que, tan solo 16 años después, en el año 2030, será la séptima causa de mortalidad. Actualmente, más del 80% de los fallecimientos se producen en países con ingresos bajos y medios.

Entre los riesgos y las posibles complicaciones derivadas de la diabetes, están las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares, las úlceras en los pies, la insuficiencia renal y la retinopatía diabética, que puede provocar ceguera.

El diagnóstico precoz y la adherencia al tratamiento son imprescindibles para llevar un buen control de la diabetes, así como llevar un estilo de vida saludable, y evitar hábitos perjudiciales como el tabaquismo, el consumo de alcohol o el sedentarismo. Aunque todavía no existe una cura para la diabetes, una dieta adecuada, hacer ejercicio, acudir a las revisiones médicas habitualmente y formarse en la patología, permite mantener a un buen nivel los niveles de glucosa en sangre, proporcionando a todos los pacientes de diabetes la misma calidad de vida que tiene una persona que no padezca la patología.

Arrojando estos datos, la OMS pretende fomentar las medidas de control, vigilancia y prevención de la diabetes y sus complicaciones, a través de la creación de concienciación sobre la diabetes, aprovechando el Día Mundial de la Salud para perseguir este fin. Y el objetivo del resto de organizaciones y asociaciones relacionadas con la lucha contra la diabetes es claro: se debe crear la concienciación necesaria en torno a la patología.

Lee la noticia completa aquí.