Insuficiencia cardíaca y diabetes

Los problemas del corazón son un factor de riesgo para las personas con diabetes. Según un estudio llevado a cabo por profesionales del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Badajoz, y publicado en la Revista Europea de Medicina Interna, los pacientes con insuficiencia cardíaca avanzada y diabetes tipo 2 tenían más comorbilidad y una mayor tasa de insuficiencia cardíaca previa y fibrilación/aleteo auricular.

La investigación, en la que participaron más de 3.000 personas de una media de 80 años, contó con 1.434 personas que padecían diabetes tipo 2, y de ellas, el 24% sufrían insuficiencia cardíaca. Esta afección se da cuando, a pesar de haber incorporado una dieta saludable, hacer ejercicio físico y haberse adherido al tratamiento, aparecen cardiopatías estructurales avanzadas y síntomas de insuficiencia cardíaca, incluso estando en reposo.

Ante esto, la tecnología está avanzando para que, poco a poco, se vayan implantando dispositivos de asistencia mecánica, que facilitan el tratamiento farmacológico y reducen la mortalidad de la insuficiencia cardíaca a largo plazo. Asimismo, y mientras las nuevas herramientas se van asentando en los sistemas sanitarios, se pueden evitar las hospitalizaciones e incluso los fallecimientos, controlando una serie de factores que causan un daño directo al corazón, provocando miocardiopatías y el agravamiento de las insuficiencias.

Estos nuevos hábitos pasan por eliminar el consumo de alcohol y tabaco, y evitar el sobrepeso y la obesidad con una dieta saludable y la práctica de actividad física. Y, además de hacer las mediciones de glucosa pertinentes para evitar descompensaciones, también habrá que controlar el ritmo cardíaco.