Índice de Masa Corporal y diabetes tipo 2

Un estudio realizado por la Universidad de Milán (Italia) ha concluido que el Índice de Masa Corporal (IMC) es un factor de riesgo más poderoso que el de la genética a la hora de desarrollar diabetes tipo 2.

Para ello, comprobaron que las personas con riesgo hereditario y contaban con un el IMC más alto (promedio de 34,5 kg/m 2) tenían una probabilidad 11 veces mayor de desarrollar diabetes tipo 2 que las personas que tenían un IMC más bajo, independientemente de la genética.

El investigador principal, Brian Ference, ha explicado que “los hallazgos indican que la mayoría de los casos de diabetes podrían evitarse manteniendo el IMC por debajo del límite que desencadena el azúcar en sangre anormal. Esto significa que para prevenir la diabetes, tanto el IMC como el azúcar en sangre deben evaluarse con regularidad. Los esfuerzos para perder peso son fundamentales cuando una persona comienza a desarrollar problemas de azúcar en la sangre”.

Lee la noticia completa aquí.