Hormonas y diabetes

Científicos alemanes y daneses especializados en diabetes han descubierto una nueva combinación bioquímica con la que se podría desarrollar un fármaco para tratar la diabetes tipo 2.

Esta combinación consiste en una mezcla de Tesaglitazar y hormonas gastrointestinales GLP-1. Por su parte, el Tesaglitazar mejora el metabolismo de la glucosa y las grasas en pacientes con diabetes tipo 2, pero que necesita ser combinado con la hormona GLP-1 para no provocar daños renales como efecto secundario. De este modo, conjuntamente, aumentan la acción sobre el metabolismo del azúcar y la sensibilidad a la insulina.

La nueva sustancia creada, tras ser aplicada en ratones machos obesos y con diabetes durante la investigación, demostró aumentar la tolerancia a la glucosa, y una estabilización de los niveles con apenas dos dosis, convirtiéndose en un potencial tratamiento para las elevaciones de azúcar en sangre de las personas con diabetes tipo 2.

Actualmente, se están desarrollando numerosas investigaciones en torno a esta combinación, con el fin de encontrar nuevos tratamientos que minimicen los efectos metabólicos y glucémicos, y todos esos riesgos que conllevan las descompensaciones de los niveles de glucosa en sangre que sufren las personas con diabetes tipo 2.