Evitar complicaciones sistémicas

Las personas con diabetes tienen más probabilidades de desarrollar enfermedad cardiovascular, por lo que varios médicos internistas de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) han señalado la importancia de controlar la patología adecuadamente, y así evitar complicaciones asociadas de carácter sistémico, principalmente enfermedad arterial periférica, afectación cardíaca o renal, entre otras.

Además, tal y como han apuntado los expertos, una buena gestión de la diabetes puede reducir de forma considerable la probabilidad de implicaciones clínicas de hiperglucemias en caso de infección por COVID-19, puesto que se asocia a una mayor necesidad de ventilación mecánica e ingreso en planta UCI.

Puedes leer toda la información aquí.