Diagnóstico a través de un sensor óptico

El Grupo de Investigación Óptica de la Universidad Jaume I de Castellón (GROC – UJI) ha logrado desarrollar un sensor óptico de nanopartículas a través del cual se diagnosticaría la diabetes, gracias a su capacidad de detección de los bajos niveles de glucosa en las lágrimas. Esta herramienta de diagnóstico se basa en una técnica no invasiva, sostenible y no contaminante.

El objetivo de este proyecto ha sido crear una técnica que consiga detectar la diabetes a través de la glucosa ocular in vitro, mediante la integración con un teléfono inteligente. Se trata de una forma de diagnóstico no invasiva para que las personas con diabetes no tengan que pincharse varias veces al día, pudiendo usar el teléfono móvil para la recolección y el manejo sistemático de los registros de los niveles de glucosa, de forma electrónica y reduciendo los errores. Por este motivo, este sensor óptico podrían utilizarlo profesionales médicos y personas con diabetes para la mejora del control de su patología.

Para más información, consulta: ‘Desarrollan un sensor óptico para diagnosticar la diabetes’