Diabetes, salud mental y COVID-19

Varios estudios realizados en Georgia y en Italia, sobre el impacto del aislamiento social y por el confinamiento por la COVID-19, han desvelado que a las personas con diabetes les ha afectado no sólo físicamente, sino también de manera psicológica.

Los investigadores apuntaron a que de las personas que participaron en el estudio hasta un 88,2% sufrió un aumento de los niveles de presión arterial durante el confinamiento, de los que la mitad necesitaron hospitalización por este motivo. Además, también indican un aumento de la ansiedad y el miedo en un 82% de los pacientes.

Los efectos negativos del aislamiento social pueden agravarse en la salud mental de las personas con diabetes, por lo que señalan la importancia de fomentar la actividad física, una correcta alimentación y el apoyo familiar y social a estos pacientes.

Lee toda la información aquí.