Diabetes y salud auditiva

Las personas con diabetes presentan un mayor riesgo de complicaciones auditivas debido a un mal control prolongado en el tiempo de su patología, por lo que los expertos recomiendan que realicen una revisión anual de sus oídos para poder prevenir la pérdida de audición.

Además, tal y como indican distintos estudios, los pacientes con diabetes de avanzada edad tienen más posibilidades de perder la capacidad auditiva que las personas que no presentan esta patología.

Por todo ello, es fundamental mantener los niveles de glucosa en sangre, un buen control de la diabetes, acudir a las revisiones periódicas, evitar ruidos fuertes y consultar con Atención Primaria o con el farmacéutico si algún medicamento prescrito puede dañar la audición.

Lee toda la información aquí.