Diabetes y protección solar

Tomar el sol es algo habitual con la llegada de las altas temperaturas y el comienzo de las vacaciones estivales, pero los expertos recuerdan cada año que esta práctica debe realizarse de forma segura para evitar enfermedades en la piel, deshidratación y otras complicaciones.

En el caso de las personas con diabetes, los expertos recomiendan mantener una hidratación constante y aplicar cremas fotoprotectoras de factor 15 o superior para evitar quemaduras y otros problemas como, por ejemplo, sequedad de la piel. Además, recuerdan que, a la hora de evitar el pie diabético, deben revisarse los pies de manera frecuente durante las temporadas de calor y que, en la medida de lo posible, no anden descalzos, especialmente si se tiene la glucosa alta, mala circulación o poca sensibilidad.

El Gobierno de Aragón ha elaborado una infografía con un Decálogo de consejos para protegerse del sol de forma segura y no dañar la piel, entre los que se encuentran el uso de cremas protectoras en la montaña o consultar el índice ultravioleta antes de planificar excursiones.

Puedes ampliar la información aquí.