Obesidad, diabetes y mala calidad del sueño

La mala calidad del sueño en las mujeres influye en el consumo de una dieta de peor calidad, tal y como ha demostrado un reciente estudio de la Universidad de Columbia (EE UU), llevado a cabo en 500 mujeres de entre 20 y 76 años.

La diabetes tipo 2 y la mala calidad del sueño siempre han estado relacionadas por el mayor riesgo a desarrollar sobrepeso u obesidad y, como consecuencia, también enfermedades cardíacas.

Los investigadores encontraron que las mujeres que tenían una peor calidad del sueño consumían más azúcares añadidos, mientras que las que tenían síntomas de insomnio más graves ingerían menos grasas insaturadas que las mujeres con insomnio más leve.

En el estudio se explica que “la mala calidad del sueño puede conducir a una ingesta excesiva de alimentos y calorías al estimular las señales de hambre o suprimir las de saciedad”, mientras que también se apunta a que una dieta pobre y poco saludable podría causar problemas gastrointestinales, los cuales provocarían una mala calidad del sueño.

Si quieres saber más sobre este estudio, pincha aquí.