Diabetes y hábitos de sueño

El horario de sueño podría influir en la gestión de la diabetes tipo 2. De hecho, las personas con esta patología que se acuestan y levantan tarde suelen tender a llevar un estilo de vida más sedentario, por lo que mejorarlo ayudaría a llevar un mejor control de su diabetes, según un estudio de la Universidad del Sur de Australia.

Los investigadores analizaron a más de 600 pacientes con diabetes tipo 2 y encontraron que había una conexión entre la hora de acostarse y el estilo de vida, de forma que las personas con hábitos nocturnos realizaban menos ejercicio físico, mientras que aquellas que tenían preferencia por acostarse y levantarse temprano solían llevar una vida saludable.

Esto pone de manifiesto, una vez más, que realizar ejercicio físico de manera regular puede ayudar a controlar la diabetes tipo 2 y a prevenir varias de sus complicaciones como la hipertensión o las enfermedades cardiovasculares.

Lee el artículo completo aquí.