Diabetes, frutas y verduras

Ante la llegada de las altas temperaturas, la hidratación es fundamental para mantener los niveles de glucosa en sangre y evitar complicaciones de la diabetes, tanto a través de la ingesta de agua como de alimentos como las frutas y las verduras, que ayudan a mantener una dieta saludable, aportando también líquidos.

Estos alimentos, además, se asocian a un menor nivel de estrés, según una investigación de la Universidad Edith Cowan (Australia), en la cual recomiendan al menos el consumo de 400 gramos de fruta y verdura diario.

Desde la Federación Española de Diabetes (FEDE) recordamos la importancia de llevar una dieta rica en vegetales, por loe beneficios confirmados que aportan tanto a nivel físico como a nivel emocional.

Lee la información completa aquí.