Diabetes y verano: Prevención de COVID-19 en piscinas y playas

Las personas con diabetes son uno de los grupos de riesgo ante posibles contagios por COVID-19 y, ante la llegada del verano, es necesario recordar las medidas sanitarias que hay que seguir para que acudir a playas y piscina sea seguro.

El Gobierno de Aragón ha recordado que, hasta la fecha, no existe evidencia científica que acredite que el COVID-19 pueda trasmitirse a través del agua en piscinas, playas, jacuzzis, spas o áreas de juego con agua. Por lo tanto, el principal riesgo existe cuando las personas no mantienen la distancia de seguridad en el recinto ni el mantenimiento adecuado de limpieza y desinfección de las superficies comunes.

Además del control de aforo, las personas en general y aquellas con diabetes en particular, han de seguir las recomendaciones sanitarias de mantener una distancia de seguridad de dos metros entre sombrilla o toalla, además de en vestuarios y duchas.

Lee toda la información aquí.