Diabetes, corazón y mujer

Las enfermedades del corazón son la primera causa de muerte en las mujeres, y la diabetes aumenta la probabilidad de sufrir un infarto o una isquemia miocárdica, que también se da con más frecuencia en la población femenina que en la masculina.

El Grupo de Trabajo de Mujeres en Cardiología de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha explicado que una detección temprana y conocer los factores de riesgo cardiovascular es primordial para reducir la mortalidad precoz, y es que, más de la mitad de las mujeres que ingresan en el hospital por sufrir un infarto agudo de miocardio, tienen más de tres factores de riesgo.

Entre estos factores de riesgo, la diabetes mellitus tipo 2 aumenta en un 45% la probabilidad que tienen las mujeres de sufrir un infarto, a diferencia del 25% de probabilidad que tienen los hombres. Aquí radica la importancia de hacer una detección precoz tanto de irregularidades cardíacas, pero también de los niveles de glucosa en la sangre. Con un diagnóstico a tiempo, se pueden evitar gran parte de las patologías y de los grandes problemas en los que puede derivar la diabetes.

Es bien sabido por todos que una vida sedentaria, la hipertensión, el tabaquismo, la obesidad y las dietas poco saludables, contribuyen, en general, a tener una salud peor y, concretamente, a desarrollar alguna enfermedad cardiovascular. Eso sí, todo aquello relacionado con la salud emocional (como la depresión, la ansiedad o el estrés) también influye en las probabilidades de sufrir un infarto, así como algunos factores genéticos y los antecedentes obstétricos y ginecológicos (como la preeclampsia, el síndrome de ovario poliquístico o la diabetes gestacional).

Para acceder a la noticia completa pincha AQUÍ.