Diabetes y cicatrización de heridas

Investigadores de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) están trabajando en un posible tratamiento para la cicatrización de las heridas de las personas con diabetes que no curan. Muchas de ellas se deben a lesiones y úlceras en el pie que no cicatrizan, lo que supone una de las principales causas de amputación.

El equipo de científicos podría haber hallado la clave en las células que se encargan de la recuperación de las heridas, pero que, en el caso de las personas con diabetes, no completan su función. “La diabetes tipo 2 generalmente se desarrolla durante 20 a 30 años, y aunque la genética ciertamente juega un papel, especulamos que los comportamientos como fumar o una dieta poco saludable a largo plazo estaban causando cambios epigenéticos permanentes en las células”, han señalado. Por lo tanto, esta investigación ya está trabajando en un tratamiento farmacológico que mejore la curación de las heridas.

Para más información, consulta: “Prometedor hallazgo para tratar las heridas diabéticas que no se curan