frio diabetes

Control de la diabetes con frío extremo

La llegada de una ola de frío extrema en toda España pone en alerta también a las personas con diabetes, debido a posibles consecuencias que las bajas temperaturas tienen en el aumento los niveles de glucosa. Además, el frío extremo es especialmente peligroso para personas con problemas cardíacos o neuropatías porque pueden aparecer coágulos en la sangre.

Por ello, para un buen control de la diabetes cuando los termómetros están bajo cero, es importante mantener el calor corporal y evitar la exposición al frío, siempre y cuando sea posible.

Los expertos también recomiendan mantener los materiales para la diabetes, como las insulinas o los dispositivos, en un lugar donde se conserven a temperatura ambiente, evitando las bajadas de temperatura extremas.

Puedes leer más consejos para gestionar la diabetes y el frío en nuestro último número de la revista DiabetesFEDE.