Consecuencias de la COVID-19

A pesar de la decisión por parte del Ministerio de Sanidad de no tener en cuenta a las personas con diabetes como grupo prioritario para la vacunación contra la COVID-19, es un colectivo que es de algo riesgo ante una posible infección.

De hecho, e independientemente de su edad, entre quienes más está incidiendo ahora la pandemia, aumentando los ingresos en las UCI, son las personas con patologías crónicas como la obesidad, muy relacionado con la diabetes, quienes, además, tienen el doble de riesgo de ser hospitalizadas por COVID-19.

Otro estudio refleja que muchos de los pacientes con obesidad que son ingresados padecen también hipertensión arterial y diabetes, algo que refleja el error de no incluir a este colectivo con patologías crónicas en la vacunación.

Desde FEDE continuamos reclamando que las personas con diabetes sean una prioridad para la aplicación de la vacuna contra la COVID-19 y trabajando para que la voz de este colectivo sea escuchada.

Puedes leer aquí toda la información.

Accede aquí a toda la información sobre la vacunación de la COVID-19 y diabetes.