Células beta pancreáticas y diabetes tipo 1

Según un estudio del Centro de Investigación Traslacional de la Diabetes de la Universidad de Chicago, se podría prevenir la aparición de diabetes tipo 1, a través de la inhibición de un gen concreto en las células beta pancreáticas.

Desde hace tiempo, todas las investigaciones en torno a la diabetes tipo 1 coinciden en que esta se produce porque el sistema inmunitario destruye los islotes del páncreas, que se encargan de producir insulina. Sin embargo, el equipo de la Universidad de Chicago ha centrado su investigación en descubrir cómo esas células acaban produciendo la autoinmunidad, de manera que se puedan desarrollar nuevos medicamentos que eviten esto e impidan que aparezca la diabetes.

Es el gen Alox15 el que produce la inflamación en las células beta. Con su eliminación, se consigue que se conserven adecuadamente las células beta del páncreas, reduciendo a su vez la cantidad de células inmunitarias que se infiltran en los islotes. Esto se traduce en una reducción casi total de las posibilidades de desarrollar diabetes tipo 1.

Al medicamento en proyecto tras el estudio sería un tratamiento que se administraría a aquellas personas que tienen riesgo de desarrollar diabetes tipo 1, ya sea por antecedentes familiares o por señales tempranas que indican el riesgo de padecerla. No obstante, también ven factible suministrarlo a aquellos pacientes recién diagnosticados, que apenas tienen dañado su páncreas.