Aumento de la diabetes tipo 1

Actualmente, son más de 8,4 los millones de personas que padecen diabetes tipo 1 en todo el mundo. Pero, en 2040, si no se mejoran las medidas de prevención y el diagnóstico precoz, estas cifras se habrán duplicado, hasta alcanzar los 17,4 millones, según un estudio publicado en la revista The Lancet.

En el mismo estudio, los resultados indicaron que cada vez son más los adultos diagnosticados con diabetes tipo 1, a pesar de que siempre ha estado más asociada a los niños y adolescentes. De hecho, la edad media de diagnóstico se sitúa en los 32 años.

La investigación sobre la incidencia se ha realizado en 97 países, la mayoría de ellos desarrollados y occidentalizados, como España, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido o Canadá. Sin embargo, no es más que un reflejo de la necesidad internacional de mejorar tanto la vigilancia como la recopilación de datos de incidencia y mortalidad de la diabetes tipo 1, para que se pueda entender por qué se está “retrasando” su debut hacia edades más adultas, y poder establecer una serie de medidas de prevención y control adecuadas, que frenen este avance.

En cuanto a la mortalidad, el estudio estima que el 20% de los fallecimientos por diabetes tipo 1 de 2021, lo que se traduce en unas 700.000 personas, se debieron a una falta de diagnóstico. Esto hace aún más necesario el refuerzo de la asistencia sanitaria, el acudir a las consultas médicas, y que la Administración Pública realice campañas de concienciación sobre la importancia del diagnóstico precoz y la prevención de este tipo de patologías.