Antidiabéticos orales y corazón

Antidiabéticos orales y corazón

Las nuevas generaciones de fármacos para el control de la diabetes tipo 2, conocidos como antidiabéticos orales, no solo permiten un buen control de la patología, regulando los niveles de glucosa en sangre, sino que también reducen el riesgo de complicaciones cardiovasculares y renales. Esta ha sido la conclusión del Grupo Clínico y Traslacional en Diabetes (Grupo CTD) tras analizar dos nuevos grupos de fármacos: los iSGLT2, inhibidores del cotransportador sodio/glucosa de tipo 2; y los arGLP1, agonistas del receptor de GLP-1 basados en análogos de GLP-1 humano.

Como explican estos expertos, existe una “vinculación intensa y bidireccional” entre la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares; “con mucha frecuencia, las personas con problemas cardiacos son diagnosticadas de diabetes durante el ingreso hospitalario que causa el debut del problema cardiaco y, por otra parte, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de años de vida perdidos, de muertes y de ingresos en las personas con diabetes”. De ahí que el desarrollo de estos nuevos fármacos, capaces de controlar ambos problemas de salud, sea tan relevante y nos acerque a un “cambio de paradigma en el tratamiento de los pacientes con diabetes”, como señala el doctor Vivencio Barrios.

Para más información, consulta: “Los nuevos antidiabéticos orales reducen los eventos cardiovasculares en diabetes tipo 2” (Infosalus.com).