Sin marcha atrás

Los españoles llevan más de un mes de confinamiento en casa y, durante ese tiempo, se han visto obligados a reajustar su forma de vida a las medidas impuestas con motivo del Estado de Alarma, decretado para hacer frente a la pandemia del COVID-19, que afecta desde hace meses por todo el mundo.

En este contexto es el que la población se ve obligada a desenvolverse sin referentes, incluidas las personas con patologías crónicas como la diabetes, en las que el seguimiento de su tratamiento, para el buen control de la patología es fundamental. Ahora bien, ¿cómo llevar esto a término en una situación en la que no hay precedentes? Las asociaciones de pacientes miembros de la Federación Española de Diabetes (FEDE) han sabido dar respuesta de manera efectiva a estas necesidades coyunturales poniendo a disposición del colectivo al que representa, herramientas a través de las que dar respuesta a sus dudas y preguntas, y trasladar consejos y recomendaciones mediante varias alternativas que las nuevas tecnologías ponen a la disposición de la sociedad.

En este sentido, desde FEDE se han llevado a cabo ya dos webinars sobre diabetes y el COVID-19 con un éxito de seguimiento; se ha impulsado un debate sobre los bulos en la red, en relación al coronavirus, por medio de Twitter; se ha creado un espacio online en el que se está recopilando todas las campañas e iniciativas sobre esta temática, tras contrastar la rigurosidad de su contenido; y se han publicado varios comunicados sobre los temas que más dudas están generando a los pacientes con diabetes: actividad laboral y actividad física, fundamentalmente. Además, muchas de nuestras asociaciones han impulsado igualmente webinars y concursos; y creado material formativo e informativo específicos.

Pero esto no termina aquí. Sabedores en FEDE de que estamos viviendo una fase que pasará, pero que nos dejará huella; estamos trabajando ya para que esta dinámica virtual se convierta en una constante a partir de ahora, y no sea solo una realidad en tiempos de crisis. Así, en breve se lanzará una plataforma de telemedicina y teleasistencia para que, independientemente de si se puede o no salir de cada; de si se está ante otra crisis sanitaria; y / o surgen dudas que no requieren de una consulta física, se puedan dar respuesta a nuestros pacientes, allá donde estén.

Está claro que nos encontramos, no ante una nueva etapa, sino ante una etapa nueva; y desconocemos cómo se desarrollará a partir de ahora, pero lo que sí está claro es que, independientemente de esto, ya no hay marcha atrás.