¿En qué piensan los pacientes?

En cualquier patología crónica, dos y dos nunca son cuatro. Y menos aún en diabetes, por las múltiples complejidades que entraña tenerla bajo control desde el punto de vista del tratamiento: alimentación, actividad física y deporte, medicamentos, nuevas tecnologías, etc. Además, y como para cualquier persona, el entorno, la implicación de la familia y la corresponsabilidad de la persona con diabetes en su patología también influyen y hacen que la suma siga sin dar cuatro.

Sin embargo, esto no resta para que, con una adecuada educación y formación diabetológica, se pueda contar con buena calidad de vida. Esto depende, además, de los avances en nuevas tecnologías sanitarias así como de las alternativas terapéuticas cada vez más efectivas y que facilitan el día a día del paciente.

Precisamente por todo esto, las entidades públicas y privadas que se dedican a la investigación en diabetes se han dado cuenta de que la opinión de los pacientes es clave para que los resultados que se pueda obtener tengan éxito. Conocer cuestiones tan importantes como cuáles son sus preferencias en cuanto a tratamientos de inyección; qué rutinas son las que más les cuesta seguir; o qué Apps son las que más usan y por qué motivos, antes de iniciar cualquier estudio orientado a crear una nueva alternativa terapéutica, es crucial.

Para las asociaciones de pacientes esto no es nuevo; llevan años preguntando y lanzando encuestas a sus socios y a las personas con diabetes para conocer cuáles son sus preferencias, sus mayores miedos, sus principales dudas y sus más relevantes inquietudes, puesto que de esta opinión extraen mucha información sobre cómo organizar y orientar, fundamentalmente, sus actividades diarias.

Y es que, las asociaciones, como no puede ser de otra manera, trabajan para los pacientes, contando siempre antes con su visión.